Nota di Radio Spada: continua come sempre la sua collaborazione con Radio Spada il carissimo amico Juan Diego Ortega Santana, titolare del blog sicutoves.blogspot.com. Si tratta della prima rubrica radiospadista dedicata al pubblico spagnolo e ispanofono che ci segue da anni con grande simpatia ed affetto. Un sentito ringraziamento all’amico Juan Diego, vero cattolico integrale,  che in molte occasioni ci ha testimoniato il suo affetto e la sua stima. Pregate per Lui. Buona lettura! (Piergiorgio Seveso)

Nota de Radio Spada: Continúa como siempre su colaboración con Radio Spada el muy querido amigo Juan Diego Ortega Santana, propietario del blog sicutoves.blogspot.com. Esta es la primera columna de radiospadistas dedicada a la audiencia española e hispana que nos ha estado siguiendo durante años con gran simpatía y afecto. Un sincero agradecimiento a mi amigo Juan Diego, un verdadero católico integral, que en muchas ocasiones ha sido testigo de su afecto y estima. ¡Ora por él! ¡Feliz lectura! (Piergiorgio Seveso)


LA CÁTEDRA DE SAN PEDRO

“Hizo el Señor con él un pacto de paz y le constituyó Príncipe 

para que posea para siempre la dignidad sacerdotal” 

Libro del Eclesiástico, cap. 45, vers. 30.

                En el Calendario Tradicional, se conmemora esta muy antigua fiesta, que el Papa Paulo IV extendió a toda la Iglesia; se conmemora el hecho de haberse establecido San Pedro en Roma para ejercer su Ministerio Pontifical, convirtiendo a la que era capital del paganismo en centro de la Religión Católica.

                Una Cátedra es la silla que se reserva al Obispo, desde la cual preside las funciones litúrgicas y desde donde predica a los fieles. La Cátedra original del Apóstol San Pedro era de madera de acacia, pero con el paso de los siglos se fue deteriorando, por lo que se revistió de madera de roble en los laterales y se le añadieron láminas de mármol. Con los siglos necesitaría una nueva restauración, por lo que el Papa Alejandro VII encargó al artista Bernini, una obra digna para albergar el sillón usado por San Pedro; el resultado aún hoy lo podemos contemplar en un maravilloso trono, que se apoya sobre las imágenes de cuatro Doctores de la Iglesia: San Agustín, San Ambrosio, San Atanasio y San Juan Crisóstomo.

LA CÁTEDRA DE SAN PEDRO, ASISTIDA POR EL ESPÍRITU SANTO

DESDE NO SE PUEDE PREDICAR EL ERROR

               “El carisma prometido por Cristo a Pedro y a sus legítimos sucesores en la cátedra romana de una especial asistencia del Espíritu Santo en el ejercicio de su poder soberano de enseñar, y juzgar de la verdad en todo aquello relacionado con la fe o las costumbres, sin error posible alguno, y que él puede comunicar por modo de participación al resto de la Iglesia, bien en forma ordinaria, bien en forma extraordinaria.” 

Cardenal Billot “De inmutabilitate Traditionis”