Nota di Radio Spada: continua come sempre la sua collaborazione con Radio Spada il carissimo amico Juan Diego Ortega Santana, titolare del blog sicutoves.blogspot.com. Si tratta della prima rubrica radiospadista dedicata al pubblico spagnolo e ispanofono che ci segue da anni con grande simpatia ed affetto. Un sentito ringraziamento all’amico Juan Diego, vero cattolico integrale,  che in molte occasioni ci ha testimoniato il suo affetto e la sua stima. Pregate per Lui. Buona lettura! (Piergiorgio Seveso)

Nota de Radio Spada: Continúa como siempre su colaboración con Radio Spada el muy querido amigo Juan Diego Ortega Santana, propietario del blog sicutoves.blogspot.com. Esta es la primera columna de radiospadistas dedicada a la audiencia española e hispana que nos ha estado siguiendo durante años con gran simpatía y afecto. Un sincero agradecimiento a mi amigo Juan Diego, un verdadero católico integral, que en muchas ocasiones ha sido testigo de su afecto y estima. ¡Ora por él! ¡Feliz lectura! (Piergiorgio Seveso)

La circuncisión es el símbolo de la Alianza entre Yahveh y el pueblo judío, el predilecto de Dios hasta la muerte en Cruz de Nuestro Señor, que abolió dicha Alianza. 

            “Dijo Dios a Abraham: […] ‘todos vuestros varones serán circuncidados. Os circuncidaréis la carne del prepucio y eso será la señal de la alianza entre Yo y vosotros” (Libro del Génesis, cap. 17).

            Y el momento de realizarla, un momento muy concreto y preciso que determina con toda exactitud el Libro del Génesis:

            “A los ocho días será circuncidado entre vosotros todo varón” (Libro del Génesis, cap. 17, vers. 12).

              La Virgen María, Nuestra Santa Madre y su casto esposo San José, obedientes a la Ley de Dios, llevaron al Niño Jesús al Templo para cumplir con el precepto:

            “Cuando se cumplieron los ocho días para circuncidarle, se le puso el nombre de Jesús, el que le dio el Ángel antes de ser concebido en el seno” (Evangelio de San Lucas, cap. 2, vers. 21)

La circuncisión es el símbolo de la Alianza entre Yahveh y el pueblo judío, el predilecto de Dios hasta la muerte en Cruz de Nuestro Señor, que abolió dicha Alianza. 

            “Dijo Dios a Abraham: […] ‘todos vuestros varones serán circuncidados. Os circuncidaréis la carne del prepucio y eso será la señal de la alianza entre Yo y vosotros” (Libro del Génesis, cap. 17).

            Y el momento de realizarla, un momento muy concreto y preciso que determina con toda exactitud el Libro del Génesis:

            “A los ocho días será circuncidado entre vosotros todo varón” (Libro del Génesis, cap. 17, vers. 12).

              La Virgen María, Nuestra Santa Madre y su casto esposo San José, obedientes a la Ley de Dios, llevaron al Niño Jesús al Templo para cumplir con el precepto:

            “Cuando se cumplieron los ocho días para circuncidarle, se le puso el nombre de Jesús, el que le dio el Ángel antes de ser concebido en el seno” (Evangelio de San Lucas, cap. 2, vers. 21)



¿QUIERES EMPEZAR EL NUEVO AÑO
 COMO UN BUEN CRISTIANO?


Conságrate desde el primer día del año a los Sagrados Corazones de Jesús y de María,
deja que sean Ellos quienes te ayuden a conseguir lo que más te conviene,
refúgiate en estos Amores y empieza a gustar en la tierra la felicidad del Cielo


Puedes tocar sobre la imagen para guardar el tamaño original;
una vez realizada la Consagración, puedes rellenar los espacios
con tus datos personales. Guárdala bien y renueva a menudo esta entrega