[DIFUNDE TU FE CATOLICA] SAN JOSÉ, Príncipe y Guardián


Nota di Radio Spada: continua come sempre la sua collaborazione con Radio Spada il carissimo amico Juan Diego Ortega Santana, titolare del blog sicutoves.blogspot.com. Si tratta della prima rubrica radiospadista dedicata al pubblico spagnolo e ispanofono che ci segue da anni con grande simpatia ed affetto. Un sentito ringraziamento all’amico Juan Diego, vero cattolico integrale,  che in molte occasioni ci ha testimoniato il suo affetto e la sua stima. Pregate per Lui. Buona lettura! (Piergiorgio Seveso)

Nota de Radio Spada: Continúa como siempre su colaboración con Radio Spada el muy querido amigo Juan Diego Ortega Santana, propietario del blog sicutoves.blogspot.com. Esta es la primera columna de radiospadistas dedicada a la audiencia española e hispana que nos ha estado siguiendo durante años con gran simpatía y afecto. Un sincero agradecimiento a mi amigo Juan Diego, un verdadero católico integral, que en muchas ocasiones ha sido testigo de su afecto y estima. ¡Ora por él! ¡Feliz lectura! (Piergiorgio Seveso)

SAN JOSÉ, Príncipe y Guardián



               La Iglesia Católica, es modelo de la Devoción a San José por lo que enseña respecto al Santo. “Por la sublime dignidad de San José, padre adoptivo de Jesús, que Dios confirió a este Siervo fidelísimo, siempre, o en todos tiempos, la Iglesia honró con sumos honores y alabanzas al Bienaventurado San José, después de la Virgen Madre de Dios, su esposa, e imploró su mediación en casos angustiosos”, enseña el inmortal Pío IX al decretar a San José los honores de Patrón de la Iglesia Católica en las angustiosas circunstancias de su prisión (8 de Diciembre 1870). “Prisionero en el Vaticano” es como se declaró el papa Pío IX el 20 de Septiembre de 1870, cuando el reino papal con capital en Roma acabó a la fuerza, los Estados Pontificios se unieron al resto de Italia, para formar el nuevo Reino de Italia unificado bajo el rey Víctor Manuel II y la ciudad se convirtió en la capital.

               “Como Dios había constituido, añade, al antiguo José, hijo del patriarca Jacob, intendente de toda la tierra de Egipto, a fin de guardar el trigo para el pueblo; así, llegando la plenitud de los tiempos, cuando iba a mandar a Su Hijo Unigénito Salvador del mundo, escogió a otro José, del cual era el primero tipo y figura, lo constituyó Príncipe de Su casa y de Su posesión y lo eligió Guardián de Sus principales tesoros, por cuanto tuvo por esposa a la Inmaculada Virgen María, de la cual por obra del Espíritu Santo nació Jesús que entre los hombres fue tenido por hijo de José y estúvole sujeto”.

               Lo mismo repite el Papa León XIII, cuando el poder de las tinieblas parece atreverse a todo para acabar con el nombre cristiano. (Carta Encíclica 15 de Agosto de 1889). “Las causas y razones especiales, dice, por las que se tiene a San José en particular por Patrono de la Iglesia, y esta a su vez se promete muchísimo de su tutela y patrocinio, son haber sido el esposo de María y padre adoptivo de Jesucristo. De aquí dimana toda  la dignidad, gracia, santidad y gloria de san José”. ¿Puede enseñarse en menos palabras cosa mejor en honra del Santo? No es posible. 

              El Reino de España, a petición de Carlos II, obtuvo del Papa Inocencio X, por breve de 19 de Abril de 1679, que San José fuese venerado Patrón de todo el Reino y sus dominios. De los escritos del Padre Enrique de Ossó en su “Devocionario josefino

Lascia un commento

L'indirizzo email non verrà pubblicato.

Questo sito usa Akismet per ridurre lo spam. Scopri come i tuoi dati vengono elaborati.