[DIFUNDE TU FE CATOLICA] LAS DEVOCIONES PREDILECTAS DE NUESTRA SEÑORA: EL ROSARIO Y EL ESCAPULARIO


Nota di Radio Spada: continua come sempre la sua collaborazione con Radio Spada il carissimo amico Juan Diego Ortega Santana, titolare del blog sicutoves.blogspot.com. Si tratta della prima rubrica radiospadista dedicata al pubblico spagnolo e ispanofono che ci segue da anni con grande simpatia ed affetto. Un sentito ringraziamento all’amico Juan Diego, vero cattolico integrale, che in molte occasioni ci ha testimoniato il suo affetto e la sua stima. Pregate per Lui. Buona lettura! (Piergiorgio Seveso)

Nota de Radio Spada: Continúa como siempre su colaboración con Radio Spada el muy querido amigo Juan Diego Ortega Santana, propietario del blog sicutoves.blogspot.com. Esta es la primera columna de radiospadistas dedicada a la audiencia española e hispana que nos ha estado siguiendo durante años con gran simpatía y afecto. Un sincero agradecimiento a mi amigo Juan Diego, un verdadero católico integral, que en muchas ocasiones ha sido testigo de su afecto y estima. ¡Ora por él! ¡Feliz lectura! (Piergiorgio Seveso)

LAS DEVOCIONES PREDILECTAS DE NUESTRA SEÑORA: EL ROSARIO Y EL ESCAPULARIO
 


                   Fue por revelación privada a San Simón Stock que Nuestra Señora le entregara el Bendito Escapulario, símbolo característico y bandera de todos los carmelitas; también mediante una aparición, la misma Virgen María enseñó a Santo Domingo de Guzmán el rezo del Santo Rosario, la mejor de las oraciones para honrar a la Madre de Dios. En uno y otro caso, la Santísima Virgen prometió Su asistencia y auxilio a todos cuantos vistiesen con piedad Su Escapulario así como grandes beneficios espirituales a quienes la buscasen a diario por medio del rezo de Su Rosario.


                   El Doctor Plinio Corrêa de Oliveira fue un infatigable predicador y apóstol de estas dos libreas de Nuestra Señora, el Escapulario y el Rosario, devociones que vivió en la ejemplaridad y desde la confianza de un hijo que se sabe protegido por su Madre. A este respecto, te animo a ti que lees estas líneas, a vestir con santo orgullo y dignidad el regalo de nuestra Santa Madre, el Escapulario que tantas gracias e indulgencias nos alcanza y que tanto alivio supondrá en el Purgatorio… y cómo no, ojalá siempre lleves contigo la cadena del amor que nos une a la Virgen, el Rosario que Ella desea que le dediquemos en apenas media hora de nuestro día. 



FÁTIMA – EL ESCAPULARIO – EL ROSARIO


          ¿Cuál es la relación entre Nuestra Señora de Fátima y Nuestra Señora del Monte Carmelo, puesto que Ella se apareció con el hábito carmelita en una de las apariciones? Ustedes saben que en las apariciones de Fátima, nuestra Señora normalmente llevaba un vestido blanco con un borde dorado y un cinturón de oro en la cintura. Pero durante la aparición a los niños cuando ocurrió el Milagro del sol, Ella se apareció con el hábito carmelita en la representación de los Misterios Gloriosos del Rosario.

         En Fátima la Virgen también se apareció como Nuestra Señora del Carmen. Nuestra Señora no hace nada sin alguna razón, por lo que la primera pregunta nos lleva a otra: ¿Cuál es la relación entre la Virgen del Carmelo y Nuestra Señora de Fátima?

          La invocación de Nuestra Señora del Carmelo tiene su origen en el Monte Carmelo en Tierra Santa, donde solían vivir los ermitaños en la época de la Antigua Alianza orando y esperando a una Virgen-Madre que vendría a traer la salvación a toda la raza humana. Ellos estaban siguiendo el ejemplo de Elías, el profeta, que estuvo en el Monte Carmelo rezando por la salvación de Israel, que estaba pasando por una terrible sequía, cuando él vio una pequeña nube en el horizonte lejano. Él creyó la que esa pequeña nube traería la lluvia tan necesaria a Israel. La pequeña nube creció en tamaño y cubrió todo el cielo, y, finalmente, la tan esperada lluvia vino a salvar al pueblo.

          Elías entendió que esta nube era un símbolo de la Virgen que vendría, en relación con las profecías de Isaías que hablaban de la Virgen. Los que siguieron su ejemplo también oraron por la venida de la Virgen que sería la Madre del Mesías. En tiempos de la Antigua Alianza, por lo tanto, los ermitaños del Monte Carmelo tuvieron la misión espiritual de prever la venida de la nuestra Señora y rezaron por ello. Ellos fueron perseguidos por gente malvada, y también por los miembros de la decadente Sinagoga; no obstante, los ermitaños del Monte Carmelo se mantuvieron fieles.

Finalmente, Nuestra Señora vino, y Ella recibió la mayor glorificación que cualquier criatura viva haya recibido y recibirá: en Ella el Verbo Divino, la Segunda Persona de la Santísima Trinidad, se hizo carne. Ella se convirtió en la Esposa del Espíritu Santo…

          La Cristiandad hoy en día está de nuevo en decadencia. Nuestra Señora vino a Fátima para advertir de esta decadencia, del castigo, y la victoria con la famosa frase: “Al final Mi Corazón Inmaculado triunfará”. En ese mismo conjunto de apariciones en las que Ella anunció Su victoria, Ella deseó aparecerse con el hábito de la Orden Carmelita, como una forma de confirmar Su antigua predilección por ella e indicar que esta Orden será parte de Su Glorioso Reinado. Con el hábito, Ella realizó simbólicamente una síntesis del pasado y el futuro, en el mismo momento en que Ella anunció el fin de una era y el comienzo de otra.

          Glorifiquémosla y pidámosle que nos prepare, a quienes somos carmelitas en espíritu, para pasar por el castigo y ser piedras vivas en el Reino de María.

Doctor Plinio Corrêa de Oliveira

Lascia un commento

L'indirizzo email non verrà pubblicato.

Questo sito usa Akismet per ridurre lo spam. Scopri come i tuoi dati vengono elaborati.