Nota di Radio Spada: continua come sempre la sua collaborazione con Radio Spada il carissimo amico Juan Diego Ortega Santana, titolare del blog sicutoves.blogspot.com. Si tratta della prima rubrica radiospadista dedicata al pubblico spagnolo e ispanofono che ci segue da anni con grande simpatia ed affetto. Un sentito ringraziamento all’amico Juan Diego, vero cattolico integrale,  che in molte occasioni ci ha testimoniato il suo affetto e la sua stima. Pregate per Lui. Buona lettura! (Piergiorgio Seveso)

Nota de Radio Spada: Continúa como siempre su colaboración con Radio Spada el muy querido amigo Juan Diego Ortega Santana, propietario del blog sicutoves.blogspot.com. Esta es la primera columna de radiospadistas dedicada a la audiencia española e hispana que nos ha estado siguiendo durante años con gran simpatía y afecto. Un sincero agradecimiento a mi amigo Juan Diego, un verdadero católico integral, que en muchas ocasiones ha sido testigo de su afecto y estima. ¡Ora por él! ¡Feliz lectura! (Piergiorgio Seveso)

EL ROSARIO: SÓLO PARA HOMBRES

 En este mundo descristianizado, el ser creyente se ha vuelto misión arriesgada, donde los hombres, los varones, tal vez nos llevamos la peor parte; muchos siempre entendieron que ser piadoso era “poco viril”, y asociaban rezar, ir a Misa u observar los Mandamientos como “cosas de mujeres”… así les ha ido y peor que terminarán los que se mantengan en esos pobres planteamientos.

.
          El varón católico demuestra su hombría cuando es fuerte en la adversidad, cuando entiende que el mundo no se mejora en los gimnasios o los campos de fútbol, sino que todo puede tomar otro sentido en la medida que nos acercamos a Dios y nos conformamos con Su Voluntad. Sólo ahí, en ese momento de humildad y entrega, somos auténticos hombres. La virilidad no va aparejada con la complexión o resistencia física del sujeto, sino con la capacidad en que éste se sienta hijo de Dios, criatura hecha a Su imagen y redimido en la Sangre Preciosa de Cristo; ésa y no otra es nuestra verdadera hombría como católicos.

Sé varón, busca el apoyo de la Mujer por excelencia: la Virgen María; sólo Ella conoce tus anhelos y sueños… Ella puede llenar el amor que mendigas a las criaturas una y otra vez y que jamás te sacia. Busca a María, llámala, coge tu rosario y rézalo, que es Su oración predilecta, con la que nada te va a faltar; obsérvalo, estúdialo: el Rosario es la cadena de los hombres que se atan a la Virgen, por amor de hijo, de hombre, de padre… porque saben que con tan dulce esclavitud la felicidad la tendrán asegurada ya en este mundo.