Nota di Radio Spada: continua come sempre la sua collaborazione con Radio Spada il carissimo amico Juan Diego Ortega Santana, titolare del blog sicutoves.blogspot.com. Si tratta della prima rubrica radiospadista dedicata al pubblico spagnolo e ispanofono che ci segue da anni con grande simpatia ed affetto. Un sentito ringraziamento all’amico Juan Diego, vero cattolico integrale,  che in molte occasioni ci ha testimoniato il suo affetto e la sua stima. Pregate per Lui. Buona lettura! (Piergiorgio Seveso)

Nota de Radio Spada: Continúa como siempre su colaboración con Radio Spada el muy querido amigo Juan Diego Ortega Santana, propietario del blog sicutoves.blogspot.com. Esta es la primera columna de radiospadistas dedicada a la audiencia española e hispana que nos ha estado siguiendo durante años con gran simpatía y afecto. Un sincero agradecimiento a mi amigo Juan Diego, un verdadero católico integral, que en muchas ocasiones ha sido testigo de su afecto y estima. ¡Ora por él! ¡Feliz lectura! (Piergiorgio Seveso)

VISITAS AL PATRIARCA SAN JOSÉ: San José, Padre del Hijo de Dios

Siguiendo nuestro esquema de Piedad La Semana del Buen Cristiano, procuremos tener hoy presente de una manera especial, a Nuestro Padre y Señor San José. No dudes ni por un momento que aquél que fue padre adoptivo de Jesús, seguirá siéndolo de alguna manera, ahora en el Paraíso, donde lo amará con más amor si cabe, con que lo amó en esta tierra. ¿Le negará algo su Hijo adoptivo, que tanto le debe por cuidarlo y protegerlo desde el seno de Su Madre?, ¿podrá Nuestro Salvador desoír la súplica de San José si a él nos encomendamos como sus hijos y devotos?

REFLEXIÓN PRIMERA:

– San José, Padre del Hijo de Dios –

               ¿Qué Ángel o qué Santo -dice San Basilio- ha merecido ser llamado Padre del Hijo de Dios? Sólo San José tiene derecho a este título incomparable. Con este sólo nombre de Padre, fue José honrado por Dios más que los Patriarcas, Profetas, los Apóstoles y los Pontífices, ya que todos estos tienen el nombre de siervos; mas San José lleva merecidamente el nombre de Padre. 

               ¡Oh Glorioso Patriarca! Yo venero en Vos al elegido de Eterno Padre para que compartiese con Él la altísima e incomparable Autoridad que goza sobre Su Unigénito Hijo. Hacedme experimentar Vuestra gran privanza con Dios, y Vuestra tierna caridad para conmigo, alcanzándome todas las gracias que necesito para conseguir la eterna salvación.

          JACULATORIA para repetir hoy a lo lardo del día: San José, Padre adoptivo del Hijo de Dios, rogad por nosotros.

San Alfonso María de Ligorio, Doctor de la Iglesia



San José Patrono de la Iglesia Universal

toque aquí para leer más