[DIFUNDE TU FE CATOLICA] FESTIVIDAD DE TODOS LOS SANTOS, BIENAVENTURADOS Y MÁRTIRES DE LA IGLESIA TRIUNFANTE

Nota di Radio Spada: continua come sempre la sua collaborazione con Radio Spada il carissimo amico Juan Diego Ortega Santana, titolare del blog sicutoves.blogspot.com. Si tratta della prima rubrica radiospadista dedicata al pubblico spagnolo e ispanofono che ci segue da anni con grande[ simpatia ed affetto. Un sentito ringraziamento all’amico Juan Diego, vero cattolico integrale,  che in molte occasioni ci ha testimoniato il suo affetto e la sua stima. Pregate per Lui. Buona lettura! (Piergiorgio Seveso)

Nota de Radio Spada: Continúa como siempre su colaboración con Radio Spada el muy querido amigo Juan Diego Ortega Santana, propietario del blog sicutoves.blogspot.com. Esta es la primera columna de radiospadistas dedicada a la audiencia española e hispana que nos ha estado siguiendo durante años con gran simpatía y afecto. Un sincero agradecimiento a mi amigo Juan Diego, un verdadero católico integral, que en muchas ocasiones ha sido testigo de su afecto y estima. ¡Ora por él! ¡Feliz lectura! (Piergiorgio Seveso)

FESTIVIDAD DE TODOS LOS SANTOS, BIENAVENTURADOS Y MÁRTIRES DE LA IGLESIA TRIUNFANTE

La Fiesta de Todos los Santos sigue a la de Jesucristo Rey, por ser Él su cumbre y su corona.

Siempre la Santa Iglesia ha tributado veneración a los fieles seguidores de Nuestro Señor Jesucristo: 

en los primeros siglos, a los Mártires, a continuación, a los confesores; señaló sucesivamente

 en el curso del año un día para la conmemoración de cada Santo.

Hacia el año 609, no siendo posible tener un día para cada Santo, comenzó en varios lugares

 la celebración de esta Fiesta de Todos los Santos, conocidos o ignorados.

El Papa Gregorio IV en el año 835, extendió esta Festividad a la Iglesia Universal.

El Sermón de la Montaña:

 Las Bienaventuranzas


        “Viendo a la muchedumbre, subió a un monte, y cuando se hubo sentado, se le acercaron sus discípulos; y abriendo (Nuestro Señor Jesucristo) su boca, los enseñaba, diciendo: 

        Bienaventurados los pobres de espíritu, porque suyo es el Reino de los Cielos. 

        Bienaventurados los mansos, porque ellos poseerán la tierra.

        Bienaventurados los que lloran, porque ellos serán consolados. 

        Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, porque ellos serán hartos. 

        Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarán Misericordia.

        Bienaventurados los limpios de corazón, porque ellos verán a Dios. 

        Bienaventurados los pacíficos, porque ellos serán llamados hijos de Dios.

        Bienaventurados los que padecen persecución por la justicia, porque suyo es el Reino de los Cielos. 

        Bienaventurados seréis cuando os insulten y persigan y con mentira digan contra vosotros todo género de mal por mí. Alegraos y regocijaos, porque grande será en los Cielos vuestra recompensa, pues así persiguieron a los Profetas que hubo antes de vosotros.”

LA VIRGEN MARÍA NUESTRA SEÑORA

MADRE DE DIOS, REINA DE TODOS LOS SANTOS

“Dios Espíritu Santo quiere formarse en Ella 

y formar por Ella a los elegidos”


        Además, siendo ahora, como siempre, Jesucristo fruto bendito del vientre de la Virgen, según el cielo y la tierra repiten mil y mil veces todos los días, es indudable que Jesucristo es, en particular, para todo aquel que vive unido con El por medio de la gracia, tan verdaderamente fruto y obra de María, como lo es para todo el mundo en general.

Lascia un commento

L'indirizzo email non verrà pubblicato.

Questo sito usa Akismet per ridurre lo spam. Scopri come i tuoi dati vengono elaborati.