[DIFUNDE TU FE CATOLICA] PRIMER SÁBADO DE MES, necesaria Reparación al Inmaculado Corazón de María

Nota di Radio Spada: continua come sempre la sua collaborazione con Radio Spada il carissimo amico Juan Diego Ortega Santana, titolare del blog sicutoves.blogspot.com. Si tratta della prima rubrica radiospadista dedicata al pubblico spagnolo e ispanofono che ci segue da anni con grande[ simpatia ed affetto. Un sentito ringraziamento all’amico Juan Diego, vero cattolico integrale,  che in molte occasioni ci ha testimoniato il suo affetto e la sua stima. Pregate per Lui. Buona lettura! (Piergiorgio Seveso)

Nota de Radio Spada: Continúa como siempre su colaboración con Radio Spada el muy querido amigo Juan Diego Ortega Santana, propietario del blog sicutoves.blogspot.com. Esta es la primera columna de radiospadistas dedicada a la audiencia española e hispana que nos ha estado siguiendo durante años con gran simpatía y afecto. Un sincero agradecimiento a mi amigo Juan Diego, un verdadero católico integral, que en muchas ocasiones ha sido testigo de su afecto y estima. ¡Ora por él! ¡Feliz lectura! (Piergiorgio Seveso)

PRIMER SÁBADO DE MES, necesaria Reparación al Inmaculado Corazón de María

          La joven Sor Lucía, vidente de Nuestra Señora de Fátima en 1917, era postulante en el Convento de las Doroteas en Pontevedra (España) cuando tuvo una nueva aparición de Nuestra Señora la Virgen sobre una nube de luz, con el Niño Jesús a su lado. 

          La Santísima Virgen puso su mano sobre el hombro de Lucía, mientras en la otra sostenía su corazón rodeado de espinas. El Niño le dijo: “Ten compasión del Corazón de tu Santísima Madre. Está cercado de las espinas que los hombres ingratos le clavan a cada momento, y no hay nadie que haga un acto de reparación para sacárselas.”

          Inmediatamente dijo Nuestra Señora a Lucía: “Mira, hija Mía, Mi Corazón cercado de espinas que los hombres ingratos me clavan sin cesar con blasfemias e ingratitudes. Tú, al menos, procura consolarme y di que a todos los que, durante cinco meses, en el primer Sábado, se confiesen, reciban la Sagrada Comunión, recen el Rosario y me hagan compañía durante quince minutos, meditando en los Misterios del Rosario con el fin de desagraviarme les prometo asistir en la hora de la muerte con las gracias necesarias para su salvación.”

          Lucía consultó a Nuestro Señor Jesucristo acerca de la confesión para los Primeros Sábados y preguntó si valía hacerla en los ocho días. Jesús contestó: “Sí; todavía con más tiempo, con tal que Me reciban en estado de gracia y tengan intención de desagraviar al Inmaculado Corazón de María”.

          La intención de hacer esta reparación al Inmaculado Corazón de María puede proponerse al principio. 


¿Por qué Cinco Sábados?
          Después de haber estado Sor Lucía en oración, Nuestro Señor le reveló la razón de los cinco sábados de reparación: “Hija mía, la razón es sencilla: se trata de 5 clases de ofensas y blasfemias proferidas contra el Inmaculado Corazón de María:
      1- Blasfemias contra Su Inmaculada Concepción.
      2- Blasfemia contra Su Virginidad.
      3- Contra Su Maternidad Divina, rehusando al mismo tiempo recibirla como Madre de los hombres.
      4- Contra los que procuran públicamente infundir en los corazones de los niños, la indiferencia, el desprecio y hasta el odio hacia la Madre Inmaculada.
      5- Contra los que la ultrajan directamente en Sus sagradas imágenes.”

Reparar al Corazón de María  es obligación de amor
               No desaproveches la ocasión para reparar al Corazón Doloroso de María, especialmente hoy, Víspera de la Inmaculada Concepción, tantas veces ultrajada por aquellos malos cristianos que ponen en duda el Dogma Católico; que sepamos ser siempre VALIENTES DEFENSORES DE LA INMACULADA CONCEPCIÓN DE MARÍA, como otrora lo fue el Imperio Español que usó a la Inmaculada Madre de Dios como estandarte en sus grandes batallas.
               Que en la lucha diaria que tienes que librar contra el mundo, el demonio y tus propias pasiones, sea en todo momento María Inmaculada, tu Reina y Madre, la bandera a la que siempre te aferres para salir victorioso; nunca te canses,e de recomendar y recitar A DIARIO EL SANTO ROSARIO, que es fuente de gracias espirituales y señal perclara de nuestro amor a María Reina.
               NO CONSINTAMOS JAMÁS blasfemia alguna contra Su Virginal Pureza o contra Su Santo Nombre; actuar de otra manera es IMPROPIO DE CATÓLICOS y nos conllevaría una severa pena en la otra vida.

Lascia un commento

L'indirizzo email non verrà pubblicato.

Questo sito usa Akismet per ridurre lo spam. Scopri come i tuoi dati vengono elaborati.