[DIFUNDE TU FE CATOLICA] EL REINO DE MARÍA EN NUESTRAS ALMAS…El último camino hacia Dios

Nota di Radio Spada: continua come sempre la sua collaborazione con Radio Spada il carissimo amico Juan Diego Ortega Santana, titolare del blog sicutoves.blogspot.com. Si tratta della prima rubrica radiospadista dedicata al pubblico spagnolo e ispanofono che ci segue da anni con grande[ simpatia ed affetto. Un sentito ringraziamento all’amico Juan Diego, vero cattolico integrale,  che in molte occasioni ci ha testimoniato il suo affetto e la sua stima. Pregate per Lui. Buona lettura! (Piergiorgio Seveso)

Nota de Radio Spada: Continúa como siempre su colaboración con Radio Spada el muy querido amigo Juan Diego Ortega Santana, propietario del blog sicutoves.blogspot.com. Esta es la primera columna de radiospadistas dedicada a la audiencia española e hispana que nos ha estado siguiendo durante años con gran simpatía y afecto. Un sincero agradecimiento a mi amigo Juan Diego, un verdadero católico integral, que en muchas ocasiones ha sido testigo de su afecto y estima. ¡Ora por él! ¡Feliz lectura! (Piergiorgio Seveso)

EL REINO DE MARÍA EN NUESTRAS ALMAS…El último camino hacia Dios

  Es decir: que hemos de vivir y morir por María no como si fuera nuestro último fin o pensando y buscando nuestra comodidad o provecho, sino con el fin exclusivo de que, viviendo y muriendo en María y para María, vivamos y muramos más perfectamente en Dios y por Dios.
              Trabajemos para que el Reinado perfecto de María en nosotros coexista juntamente con el más perfecto Reinado de Jesús en nuestra alma, puesto que el Reino de María no se opone al de Jesús, sino que a Él se ordena y consagra totalmente.
               Por eso, el alma que se precia ser hija fiel de esta Madre Amable, vigila atenta y constantemente, en todo cuanto hace, para que la caridad o “amor de Dios que tiene derramado por todo su corazón por virtud del Espíritu Santo que le fue dado” (1) se extienda y redunde también hacia María, recurriendo a Ella con sencillez y amor, poniendo en Ella, con todo el candor, la mirada amorosa de Su Corazón y teniéndola, siempre y en todo lugar, presente en su pensamiento, con un cariñoso y filial recuerdo, de suerte que esta redundancia hacia María, este desbordamiento de la Caridad de Dios hacia la Madre Amable de nuevo vuelva y refluya, y termine últimamente en Dios, ya que este flujo y reflujo de Amor no ha de haber otro fin último que Él.
               Y esto es lo que realiza perfectamente en el alma cuando el Divino Espíritu es el que, desde lo más íntimo de nuestro ser, mueve y dirige todo ese juego de Amor. Entonces es cuando se ve por experiencia que este vivir por y para María no es ningún obstáculo para vivir por y para Dios, sino más bien es una ayuda y acicate constante para el alma.
               O mejor dicho: es la confluencia y unión del amor, por María y con María en Dios, en un perfectísimo deliquio y transformación de Amor, reclinándose con María en Dios o echándose en los brazos del único y solo Amor de la Madre y de Dios, para descansar, finalmente, en Dios como en su Último Fin.

(Venerable Miguel de San Agustín, Carmelita, “Vida de unión con María“)


NOTAS ACLARATORIAS

   1 Carta de San Pablo a los Romanos, cap. 5, vers. 5

Lascia un commento

L'indirizzo email non verrà pubblicato.

Questo sito usa Akismet per ridurre lo spam. Scopri come i tuoi dati vengono elaborati.