[DIFUNDE TU FE CATOLICA] DEVOCIÓN DE LAS ALMAS DEL PURGATORIO en la vida de los Santos; Santa Gema Galgani

Nota di Radio Spada: continua come sempre la sua collaborazione con Radio Spada il carissimo amico Juan Diego Ortega Santana, titolare del blog sicutoves.blogspot.com. Si tratta della prima rubrica radiospadista dedicata al pubblico spagnolo e ispanofono che ci segue da anni con grande[ simpatia ed affetto. Un sentito ringraziamento all’amico Juan Diego, vero cattolico integrale,  che in molte occasioni ci ha testimoniato il suo affetto e la sua stima. Pregate per Lui. Buona lettura! (Piergiorgio Seveso)

Nota de Radio Spada: Continúa como siempre su colaboración con Radio Spada el muy querido amigo Juan Diego Ortega Santana, propietario del blog sicutoves.blogspot.com. Esta es la primera columna de radiospadistas dedicada a la audiencia española e hispana que nos ha estado siguiendo durante años con gran simpatía y afecto. Un sincero agradecimiento a mi amigo Juan Diego, un verdadero católico integral, que en muchas ocasiones ha sido testigo de su afecto y estima. ¡Ora por él! ¡Feliz lectura! (Piergiorgio Seveso)

DEVOCIÓN DE LAS ALMAS DEL PURGATORIO en la vida de los Santos; Santa Gema Galgani

“Hoy deseo padecer por los pecadores y en especial por las Almas del Purgatorio…”
(Santa Gema Galgani, Diario)

               Santa Gema Galgani, Mística y estigmatizada, tuvo mucha devoción por las Almas del Purgatorio. Rezaba por Ellas desde su infancia, como lo testimonió su tía Elisa Galgani que explica que durante sus vacaciones en Camaiore (La Toscana italiana) la veía ir con frecuencia al cementerio y pasar largas horas, rezando por las Almas.
               Rezaba todos los días 100 Requiem por las Almas Benditas, pero no satisfecha con estas oraciones, quiso hacer por Ellas el Voto de Ánimas, entregando así todos los méritos personales como un continuo sufragio por las Almas de la Iglesia Purgante.
               En cierta ocasión, su Ángel Custodio le preguntó: “Gema, ¿cuánto hace que no has rogado por las Almas del Purgatorio? Oh, hija mía, piensas poco en esto. La Madre María Teresa (1) sigue sufriendo. Me gustaría mucho que cualquier cosa, por pequeña que fuese que sufrieras, la ofrecieras por las Almas del Purgatorio. Todo pequeño sufrimiento las alivia. ¡Cuánto sufren estas almas! ¿Quieres hacer algo esta noche por Ellas? ¿Quieres sufrir?”.
               Otro día, el Ángel le dijo que Jesús quería que sufriera esa noche unas dos horas por un alma del Purgatorio… “Sufrí de hecho dos horas como quería Jesús por la Madre María Teresa” dejó por escrito Santa Gema
               Algunos días después, Santa Gema escribiría a su Director, Monseñor Volpi: “Un Viernes me pareció que Jesús me decía: “Gema, la Madre María Teresa está en el Purgatorio, ruega por ella, pues sufre mucho”. Cuando lo oí, no quería creer que fuera ella… El Ángel de mi guarda me dijo que hasta la más mínima cosa que padeciese la ofreciese por las Almas del Purgatorio, en especial por ella. Así lo hice. Un Jueves me hizo Jesús sufrir dos horas más por ella, diciéndome que había aliviado sus penas… Yo pensé que el día de la Asunción de María, Jesús se la llevaría consigo. Serían las nueve de la mañana y me pareció que me daban sobre el hombro un golpecito y vi cerca de mí una persona vestida de blanco. ¡Qué miedo sentí! Me preguntó:
-“¿Me conoces? Yo soy la Madre Teresa. Vengo a darte gracias por el bien que me has hecho y por el interés que te has tomado para que cuanto antes pudiera entrar en el paraíso. Sigue haciéndolo así. Unos cuantos días más y seré feliz eternamente.”
               No me dijo más y desapareció.
               Desde esa hora, redoblé con el máximo empeño mis pobres oraciones. Ayer por la mañana, después de la Sagrada Comunión, Jesús me dijo que hoy, a medianoche, volvería al Cielo.
               Efectivamente, así fue… Vi llegar a la religiosa acompañada de su Ángel de la guarda. Me dijo que su purgatorio había terminado y que se iba al cielo… Estaba muy contenta ¡Si la hubiera visto! Vinieron a buscarla Jesús y su ángel de la guarda. Y Jesús al recibirla le dijo: Ven, oh alma, que me has sido tan querida. Y se la llevó”


NOTAS ACLARATORIAS
               1- La Madre María Teresa fue una religiosa pasionista que murió el 16 de Julio de 1900.

Lascia un commento

L'indirizzo email non verrà pubblicato.

Questo sito usa Akismet per ridurre lo spam. Scopri come i tuoi dati vengono elaborati.