[DIFUNDE TU FE CATOLICA] PARA OBTENER LA CURACIÓN DE UN ENFERMO mediante la Medalla Milagrosa de Nuestra Señora

Nota di Radio Spada: continua come sempre la sua collaborazione con Radio Spada il carissimo amico Juan Diego Ortega Santana, titolare del blog sicutoves.blogspot.com. Si tratta della prima rubrica radiospadista dedicata al pubblico spagnolo e ispanofono che ci segue da anni con grande simpatia ed affetto. Un sentito ringraziamento all’amico Juan Diego, vero cattolico integrale,  che in molte occasioni ci ha testimoniato il suo affetto e la sua stima. Pregate per Lui. Buona lettura! (Piergiorgio Seveso)

Nota de Radio Spada: Continúa como siempre su colaboración con Radio Spada el muy querido amigo Juan Diego Ortega Santana, propietario del blog sicutoves.blogspot.com. Esta es la primera columna de radiospadistas dedicada a la audiencia española e hispana que nos ha estado siguiendo durante años con gran simpatía y afecto. Un sincero agradecimiento a mi amigo Juan Diego, un verdadero católico integral, que en muchas ocasiones ha sido testigo de su afecto y estima. ¡Ora por él! ¡Feliz lectura! (Piergiorgio Seveso)

PARA OBTENER LA CURACIÓN DE UN ENFERMO mediante la Medalla Milagrosa de Nuestra Señora

 ¡Oh María, sin pecado concebida, cuya inmensa Bondad y tierna Misericordia no excluye el alivio de este amargo fruto de la culpa que se llama enfermedad de la cual es con frecuencia víctima nuestro miserable cuerpo!
              ¡Oh Madre Piadosa, a quien la Iglesia llama confiada ¡Salud de los enfermos! Aquí me tienes implorando Tu favor. Lo que tantos afligidos obtenían por la Palabra de Tu Hijo Jesús, obténgalo este querido enfermo, que Te recomiendo, mediante la aplicación de Tu Medalla.
              Que su eficacia, tantas veces probada y reconocida en todo el mundo, se manifieste una vez más: para que cuantos seamos testigos de este nuevo favor Tuyo, podamos exclamar agradecidos: La Medalla Milagrosa le ha curado. Amén. 
          (ES NECESARIO que el enfermo por el que rezamos lleve al cuello, o sujeta a la ropa, la Medalla Milagrosa, a ser posible, bendecida por un sacerdote. Si el enfermo es piadoso, debe también rezar esta misma súplica y encomendarse sobre todo, a la Voluntad de Dios)



Rezar ahora tres Avemarías anteponiendo la Jaculatoria  “Oh María sin pecado concebida, rogad por nosotros que recurrimos a Vos”

Para conocer el origen y Devoción de La Medalla Milagrosa, solo toque AQUÍ

Lascia un commento

L'indirizzo email non verrà pubblicato.

Questo sito usa Akismet per ridurre lo spam. Scopri come i tuoi dati vengono elaborati.