Nota di Radio Spada: continua come sempre la sua collaborazione con Radio Spada il carissimo amico Juan Diego Ortega Santana, titolare del blog sicutoves.blogspot.com. Si tratta della prima rubrica radiospadista dedicata al pubblico spagnolo e ispanofono che ci segue da anni con grande simpatia ed affetto. Un sentito ringraziamento all’amico Juan Diego, vero cattolico integrale,  che in molte occasioni ci ha testimoniato il suo affetto e la sua stima. Pregate per Lui. Buona lettura! (Piergiorgio Seveso)

Nota de Radio Spada: Continúa como siempre su colaboración con Radio Spada el muy querido amigo Juan Diego Ortega Santana, propietario del blog sicutoves.blogspot.com. Esta es la primera columna de radiospadistas dedicada a la audiencia española e hispana que nos ha estado siguiendo durante años con gran simpatía y afecto. Un sincero agradecimiento a mi amigo Juan Diego, un verdadero católico integral, que en muchas ocasiones ha sido testigo de su afecto y estima. ¡Ora por él! ¡Feliz lectura! (Piergiorgio Seveso)

LA “COMUNIÓN” DE LOS MODERNISTAS

“La Tierra será castigada con todo género de plagas; habrá guerras, hasta la última que harán los diez reyes del Anticristo, los cuales tendrán todos un mismo plan, y serán los únicos que gobernarán al mundo… La Iglesia será eclipsada, el mundo quedará consternado…” (Del Secreto de la Virgen de La Salette, con Licencia Eclasiástica en 1879)

              Los seguidores de la religión del “Concilio Vaticano II” están divididos, una vez más; como muchos sospechábamos, la pandemia planificada del Covid-19 ha sido la excusa perfecta para implantar “por razones de salud e higiene“, la práctica protestante de la Comunión en la mano. 

              Para ellos, esos teólogos anclados en la época hippie, Cristo Eucaristía no es más que un pedazo de pan, un símbolo de la fraternidad universal y del amor sin etiquetas y sin rumbo… y como un poco de harina que es, hay que usar guantes y desinfectante para comulgar, porque aquello de que el Señor sanaba a leprosos y ciegos es puro cuento, añadidos literarios al Evangelio, muy posteriores a la vida de Jesús, que adornan el texto y justifican que lo llamásemos Mesías. Ésa es la teología que enseñan en los Seminarios adictos a Roma, así piensa y así actúa el 90% del “clero” oficial sujeto a Roma; que no te engañen los alzacuellos, los trapos y su falsa piedad. Por fuera aparecen como dignos Ministros de Dios, Sacerdotes de Cristo, pero en su filosofía y más en su vida, reniegan de la Verdadera Fe transmitida por la Tradición Católica, inalterable en la Historia dos veces milenaria de la Santa Iglesia.

               Esta solución, que refleja la absoluta entrega de la Jerarquía modernista con el Nuevo Orden Mundial, ha entristecido y perturbado a las pocas almas buenas y piadosas que están aún en sus filas; en España, el clero oficial está generosamente subvencionado, patrocinando el Estado parte de las nóminas del clero, por eso es más que comprensible el silencio y la actitud de derrota; callan los curas y obispones porque de lo contrario se les cerrará el grifo económico; callan, porque como Judas, prefieren la bolsa con el sustento material antes de hacer un simple acto de Fe.

               Un clero burgués, rodeado de fieles que dicen “Amén” a todo, aunque se les predique hoy sobre el Evangelio de la hemorroísa y el milagro obrado con tan solo tocar el manto de Nuestro Señor y mañana les digan que la Sagrada Comunión trasmite enfermedades. Lo creen todo, lo toleran todo… todo menos la Fe y la Doctrina de siempre, porque no la soportan en su acomodada religión, donde han borrado del catecismo los términos “pecado”, “sacrificio”, “penitencia”… para sustituirlas por “solidaridad”, “compromiso” y “escucha”, o lo que viene a se conocido como pura filantropía, contraria a la verdadera Caridad Cristiana.

               Son gente tibia, que prefieren la moda a la Fe, que alaban a su “Papa” Bergoglio, aunque blasfeme y prostituya la Religión Católica poniéndola a la misma altura que otras creencias… se conforman con participar en un servicio religioso estilo “moderno” o por el contrario, se adaptan en asistir a una “misa tridentina”, aunque el oficiante la diga más tarde por el rito nuevo, ¿qué más da?. La religión del Concilio es muy tolerante con lo ambiguo pero detesta todo lo que huela a Católico o Tradicional, que es lo mismo.

               Perfectos herejes que aplauden los cambios y ocurrencias del clero corrupto… no son ovejas, sino carneros que terminarán despeñándose junto a sus falsos pastores.

               Que les aprovechen sus galletas eucarísticas… o mejor, que se les atraganten. 

               Los Católicos íntegros seguiremos comulgando en las catacumbas, pero conservando la Fe, en la Iglesia de Cristo, fuera de la cual no existe salvación. 


Padre Alfonso del Santísimo Sacramento

“Los Sacerdotes, Ministros de mi Hijo, los Sacerdotes, por su mala vida, por sus irreverencias e impiedad al celebrar los Santos Misterios por su amor al dinero, a los honores y a los placeres, se han convertido en cloacas de impureza, sí, los Sacerdotes piden venganza y la venganza pende de sus cabezas…””Muchos abandonarán la Fe y el número de Sacerdotes y religiosos que se separarán de la Verdadera Religión será grande; entre estas personas se encontrarán incluso Obispos…Abolirán la Fe poco a poco, aún entre las personas consagradas a Dios; las cegarán de tal manera que, a menos de una gracia particular, esas personas tomarán el espíritu de sus malos ángeles: muchas casas religiosas perderán completamente la Fe y perderán a muchísimas almas…” (1)

“…la Verdadera Fe se ha extinguido y la falsa luz alumbra al mundo. Ay de los Príncipes de la Iglesia que se hayan dedicado únicamente a amontonar riquezas sobre riquezas, poner en salvo su autoridad y a dominar con orgullo!” (2)

NOTAS ACLARATORIAS:
1 y 2 – “El Secreto de la Salette”, escrito por Melanie Calvat y Autorizada por el Obispo de Lecce, Mons. Zola en 1879