Nota di Radio Spada: continua come sempre la sua collaborazione con Radio Spada il carissimo amico Juan Diego Ortega Santana, titolare del blog sicutoves.blogspot.com. Si tratta della prima rubrica radiospadista dedicata al pubblico spagnolo e ispanofono che ci segue da anni con grande simpatia ed affetto. Un sentito ringraziamento all’amico Juan Diego, vero cattolico integrale,  che in molte occasioni ci ha testimoniato il suo affetto e la sua stima. Pregate per Lui. Buona lettura! (Piergiorgio Seveso)

Nota de Radio Spada: Continúa como siempre su colaboración con Radio Spada el muy querido amigo Juan Diego Ortega Santana, propietario del blog sicutoves.blogspot.com. Esta es la primera columna de radiospadistas dedicada a la audiencia española e hispana que nos ha estado siguiendo durante años con gran simpatía y afecto. Un sincero agradecimiento a mi amigo Juan Diego, un verdadero católico integral, que en muchas ocasiones ha sido testigo de su afecto y estima. ¡Ora por él! ¡Feliz lectura! (Piergiorgio Seveso)

PADRE PÍO, EL SACERDOTE CRUCIFICADO SIN CRUZ

   Para algunas almas que andan despistadas con lo ocurrido en los últimos años de la vida del Padre Pío, me gustaría puntualizar ciertos aspectos que actualmente son tergiversados por ignorancia o conveniencia y que tratan de presentar al místico estigmatizado como un santo “bonachón” y desenfadado que aceptó el cambio litúrgico y que incluso celebró la “misa nueva” dispuesta por Pablo VI. Ambas afirmaciones son del todo erróneas.


               El Padre Pío, dada la altísima idea que tenía del Santo Sacrificio de la Misa y la extraordinaria piedad con la que lo celebraba (hasta el punto de estarse dos horas en el altar) no vería con los mejores ojos los cambios que se estaban operando y que, claramente, eran pasos previos a algo de mayor envergadura y que llevaban en una dirección por lo menos extraña a la tradición litúrgica. 


               Un testimonio que ilumina el pensamiento del Padre Pío a este respecto es el de su hijo espiritual y biógrafo, el abogado Antonio Pandiscia, el cual asegura que le dijo en cierta ocasión acerca del Misal Romano tridentino: “En confianza, siempre he seguido ese Misal; ¿por cuál razón tengo hoy que cambiar?”, lo que indica poco entusiasmo –por no decir ninguno– hacia la reforma litúrgica. Sin embargo, aceptó, por pura obediencia, celebrar de cara a los fieles, pero conservando el Misal de siempre y las rúbricas que tradicionalmente se usaron durante siglos, como puede verse en la grabación que se hizo de su última Misa (que tuvo lugar el 22 de Septiembre de 1968, la víspera de su muerte).
               
               Alrededor de 1960, el famoso exorcista romano Gabriele Amorth -fallecido en 2016- conoció al Padre Pío de Pietrelcina y habló con él sobre la Tercera Parte del Secreto que Nuestra Señora de Fátima confiara a Sor Lucía, una de los tres videntes.
                
               El Padre Amorth explicó sobre esta en una entrevista realizada en 2011, y que ha sido publicada recientemente por el periodista e investigador Don José María Zavala.
                
               El Padre Pío le dijo al Padre Amorth: “¿Sabes Gabriele? Satanás se ha introducido en el seno de la Iglesia y en muy poco tiempo llegará a gobernar una falsa iglesia” . El Padre Amorth asegura que el Padre Pío estaba “realmente atormentado” por una cuestión que es “la gran Apostasía dentro de la Iglesia”.




Seguro le interesará leer también
EL PADRE PÍO Y EL VALOR DE LA SANTA MISA