Nota di Radio Spada: continua come sempre la sua collaborazione con Radio Spada il carissimo amico Juan Diego Ortega Santana, titolare del blog sicutoves.blogspot.com. Si tratta della prima rubrica radiospadista dedicata al pubblico spagnolo e ispanofono che ci segue da anni con grande simpatia ed affetto. Un sentito ringraziamento all’amico Juan Diego, vero cattolico integrale,  che in molte occasioni ci ha testimoniato il suo affetto e la sua stima. Pregate per Lui. Buona lettura! (Piergiorgio Seveso)

Nota de Radio Spada: Continúa como siempre su colaboración con Radio Spada el muy querido amigo Juan Diego Ortega Santana, propietario del blog sicutoves.blogspot.com. Esta es la primera columna de radiospadistas dedicada a la audiencia española e hispana que nos ha estado siguiendo durante años con gran simpatía y afecto. Un sincero agradecimiento a mi amigo Juan Diego, un verdadero católico integral, que en muchas ocasiones ha sido testigo de su afecto y estima. ¡Ora por él! ¡Feliz lectura! (Piergiorgio Seveso)

Un’importante novena (nono e ultimo giorno): https://sicutoves.blogspot.com/2020/11/tradicional-novena-en-sufragio-de-las.html

Leggi anche: https://sicutoves.blogspot.com/2020/11/lxx-aniversario-del-dogma-de-la.html

FESTIVIDAD DE TODOS LOS SANTOS

Gaudéte et exsultáte quoniam 

merces vestra cópiosa est in Caelis

Alegraos y gozaos porque vuestra 

recompensa es grande en el Cielo

– Evangelio de San Mateo, cap. 5 –

               El pensamiento de honrar a todos los Santos en una Fiesta única aparece en Oriente desde el siglo IV, pues vemos que el primer Domingo después de Pentecostés se consagraba a la memoria de todos los Mártires juntos, como se hace todavía entre los griegos. 

               En Siria, esta conmemoración se hacía el Viernes después de Pascua, y esta vieja costumbre ha dejado un recuerdo en el Misal Romano, pues ese día se señala como iglesia estacional la de Santa María “ad Mártyres”. A principios del siglo VI el Papa Bonifacio IV, habiendo transformado en iglesia el antiguo Panteón consagrado por Agripa en honor de Augusto y de todos los dioses, trasladó a él una multitud de reliquias de Mártires ( veintiocho carros ), sacadas de las Catacumbas, y el nuevo templo fue dedicado el 13 de Mayo de 610. Por este motivo empezó a celebrarse en ese día  la Fiesta de todos los Mártires, trasladada por Gregorio IV ( 827-844 ) al 1 de Noviembre, con el título de Todos los Santos.

               Esta Fiesta es el triunfo de la gracia sobre la naturaleza corrompida. Es la apología de la Iglesia, de su Historia, de su actuación en el mundo y en el interior de las almas. Es el triunfo de la Doctrina, de la Predicación, de los Sacramentos y del Sacerdocio de la Iglesia. Es, sobre todo, el triunfo de la Sagrada Eucaristía. Con la fuerza de la Eucaristía recorrieron nuestros hermanos en Cristo, débiles pecadores se suyo como nosotros, el camino de las Ocho Bienaventuranzas, y así lograron santificarse. 

               Con ayuda de ellos, que siguen siendo buenos amigos nuestros, y con el mismo Alimento que ellos tomaron, llegaremos también nosotros al fin glorioso de nuestra carrera.

EL EVANGELIO DE HOY

             “Viendo a la muchedumbre, subió a un monte, y cuando se hubo sentado, se le acercaron Sus Discípulos; y abriendo Nuestro Señor Jesucristo Su boca, los enseñaba, diciendo: 

             Bienaventurados los pobres de espíritu, porque suyo es el Reino de los Cielos. 

             Bienaventurados los mansos, porque ellos poseerán la tierra.

             Bienaventurados los que lloran, porque ellos serán consolados. 

             Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, porque ellos serán hartos. 

             Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarán Misericordia.

             Bienaventurados los limpios de corazón, porque ellos verán a Dios. 

             Bienaventurados los pacíficos, porque ellos serán llamados hijos de Dios.

             Bienaventurados los que padecen persecución por la justicia, porque suyo es el Reino de los Cielos. 

             Bienaventurados seréis cuando os insulten y persigan y con mentira digan contra vosotros todo género de mal por Mí. Alegraos y regocijaos, porque grande será en los Cielos vuestra recompensa, pues así persiguieron a los Profetas que hubo antes de vosotros.”