Nota di Radio Spada: continua come sempre la sua collaborazione con Radio Spada il carissimo amico Juan Diego Ortega Santana, titolare del blog sicutoves.blogspot.com. Si tratta della prima rubrica radiospadista dedicata al pubblico spagnolo e ispanofono che ci segue da anni con grande simpatia ed affetto. Un sentito ringraziamento all’amico Juan Diego, vero cattolico integrale,  che in molte occasioni ci ha testimoniato il suo affetto e la sua stima. Pregate per Lui. Buona lettura! (Piergiorgio Seveso)

Nota de Radio Spada: Continúa como siempre su colaboración con Radio Spada el muy querido amigo Juan Diego Ortega Santana, propietario del blog sicutoves.blogspot.com. Esta es la primera columna de radiospadistas dedicada a la audiencia española e hispana que nos ha estado siguiendo durante años con gran simpatía y afecto. Un sincero agradecimiento a mi amigo Juan Diego, un verdadero católico integral, que en muchas ocasiones ha sido testigo de su afecto y estima. ¡Ora por él! ¡Feliz lectura! (Piergiorgio Seveso)

Leggi anche: https://sicutoves.blogspot.com/2020/05/solo-tu-has-aplastado-todas-las-herejias.html

“QUISIERA MORIR POR LA DEFENSA DE LA IGLESIA” Santa Teresita de Liseux

               “…siento en mi interior otras vocaciones: siento la vocación de guerrero, de Sacerdote, de Apóstol, de Doctor, de Mártir. En una palabra, siento la necesidad, el deseo de realizar por Ti, Jesús, las más heroicas hazañas… Siento en mi alma el valor de un cruzado, de un zuavo pontificio. Quisiera morir por la defensa de la Iglesia en un campo de batalla…

Fotografía de Santa Teresita, tomada poco antes de entrar como Carmelita en el Monasterio de Liseux               ¡Oh, Jesús, Amor mío, mi Vida…!, ¿cómo hermanar estos contrastes?. ¿Cómo convertir en realidad los deseos de mi pobrecita alma?               Sí, a pesar de mi pequeñez, quisiera iluminar a las almas como los Profetas y como los Doctores.

              Tengo vocación de Apóstol… Quisiera recorrer la tierra, predicar Tu Nombre y plantar Tu Cruz Gloriosa en suelo infiel. Pero Amado mío, una sola Misión no sería suficiente para mí. Quisiera anunciar el Evangelio al mismo tiempo en las cinco partes del mundo, y hasta en las islas más remotas… Quisiera se Misionero no sólo durante algunos años, sino haberlo sido desde la Creación del mundo y seguirlo siendo hasta la consumación de los siglos…

               Pero, sobre todo y por encima de todo, amado Salvador mío, quisiera derramar por Ti hasta la última gota de mi sangre…”

“Historia de un alma” por Santa Teresita del Niño Jesús y de la Santa Faz