Nota di Radio Spada: continua come sempre la sua collaborazione con Radio Spada il carissimo amico Juan Diego Ortega Santana, titolare del blog sicutoves.blogspot.com. Si tratta della prima rubrica radiospadista dedicata al pubblico spagnolo e ispanofono che ci segue da anni con grande simpatia ed affetto. Un sentito ringraziamento all’amico Juan Diego, vero cattolico integrale,  che in molte occasioni ci ha testimoniato il suo affetto e la sua stima. Pregate per Lui. Buona lettura! (Piergiorgio Seveso)

Nota de Radio Spada: Continúa como siempre su colaboración con Radio Spada el muy querido amigo Juan Diego Ortega Santana, propietario del blog sicutoves.blogspot.com. Esta es la primera columna de radiospadistas dedicada a la audiencia española e hispana que nos ha estado siguiendo durante años con gran simpatía y afecto. Un sincero agradecimiento a mi amigo Juan Diego, un verdadero católico integral, que en muchas ocasiones ha sido testigo de su afecto y estima. ¡Ora por él! ¡Feliz lectura! (Piergiorgio Seveso)

No he dejado de mirar a la Santa Faz… 

He rechazado muchas tentaciones… 

¡Y he hecho muchos Actos de Fe…!  

Santa Teresita de Liseux

               Cuando apenas tenía 12 años, Santa Teresita y toda su familia se registraron como miembros de la Archicofradía de Reparación a la Santa Faz, en Tours, Francia. Desde entonces, el amor por la Santa Faz, no hizo sino crecer en su alma, hasta la temprana muerte a los 24 años de la Santa de las Rosas.

               Por esa filiación a los Reparadores de la Santa Faz, Santa Teresita conocía sobradamente las fantásticas Promesas a los devotos de la Santa Faz (1). Fiel a esta devoción por el Rostro de Cristo, Santa Teresita se esforzó por honrarla a diario, no solo mediante la oración personal, sino en numerosos escritos personales y cartas, donde plasmó de su puño y letra el amor sincero que sentía por la Pasión de Nuestro Señor, reflejada en Su Santa Faz. 

               La imagen que ilustra este artículo es la misma que nuestra Teresita contempló en su agonía: sus Hermanas en Religión colgaron una lámina de la Santa Faz de las cortinas de su lecho, donde seguro recordó aquél Cántico que tiempo atrás le dedicara… “Tu Rostro, dulce Salvador, es el divino ramillete de mirra que yo quiero guardar en mi corazón. Tu Faz es mi sola riqueza, no quiero nada fuera de Ella. Jesús yo me asemejaré a Ti, y oculta entre los pliegues del velo de la Verónica, atravesaré la vida desapercibida de las criaturas…”

Toque sobre la imagen para verla en su tamaño original

(1)PROMESAS A LOS DEVOTOS DE 

LA SANTA FAZ 

               1 Les concederé una contrición tan perfecta que sus pecados se cambiarán a Mi vista en joyas de oro precioso. Según el cuidado que tengan de reparar Mi Rostro desfigurado por los blasfemos, el mismo tendré Yo del suyo que ha sido desfigurado por el pecado, transformándole en tan hermoso como si acabase de salir de las aguas del Bautismo. 

               2 Ninguna de esas personas devotas de Mi Santa faz será jamás separada de Mí. 

               3 Ofreciendo Mi Rostro a Mi Padre, apaciguarán Su Justicia y comprarán con moneda celestial el perdón para los pecadores. Por esta ofrenda, nada les será negado. 

              4 Abogaré ante Mi Padre para conceder todas las peticiones que me presenten. Por Mi Santo Rostro harán prodigios. 

               5 Los iluminaré con Mi Luz. Los consumiré con Mi Amor y los haré fructíferos de buenas obras. 

               6 Ellos llorarán, como la piadosa Verónica, por Mi adorable Rostro ultrajado por el pecado, y yo imprimiré Mis divinas facciones en sus almas. 

               7 Por venerar Mi Rostro, brillarán más que otros en la vida eterna y el brillo de Mi Santa Faz les llenará de alegría. 

               8 Todos los que defiendan esta causa de reparación a Mi Santa Faz, por palabras, por oraciones o por escrito, recibirán defensa también en sus causas delante de Dios Padre a la hora de la muerte. Yo enjugaré la faz de sus almas, limpiando las manchas del pecado y devolviéndoles su primitiva hermosura.